domingo, 29 de enero de 2023

Sancionables (+Fotos)

Si de aplicar represalias a los violadores de los derechos ciudadanos se trata, los opulentos se llevan las "glorias"

Néstor Pedro Nuñez Dorta en Exclusivo 05/12/2011
11 comentarios

Las Constituciones y leyes en muchas partes son como un saco: aguantan todo lo que les eche.

De manera que cuando se revisan se puede leer en abundancia en torno al sacrosanto derecho de los ciudadanos a expresar sus ideas, promover los cambios que estime la mayoría, asociarse y moverse libremente, y demandar de los gobiernos que se apeguen a los intereses de los más.

Incluso algunas llegan a proclamar la prerrogativa de rebelión frente a aparatos oficiales negados a escuchar a sus conciudadanos.

Pero es evidente que quien hizo la ley, también tramó la estafa.

De ahí que con el pretexto de que los Indignados de la Plaza Zuccoti, frente a Wall Street, acumulaban combustible para cocinar y darse calor, y poseían tenedores y cucharas que pueden ser utilizadas como "armas", el juez de la Corte Suprema estatal de Nueva York, Michael Stallman, ordenó a la policía el violento desalojo de ese espacio público, rebautizado por los manifestantes como Plaza Libertad y estandarte del movimiento nacional de protesta popular en los Estados Unidos.

Lo de las cucharas y el kerosene nadie se lo traga. Es evidente que lo que se pretende es coartar precisamente el ejercicio público del criterio y de la acción correctora masiva, léase real democracia, frente a un modelo exclusivista que ha mostrado con creces que el paradigma gringo de una "sociedad de clase media" es puro papel mojado.

Pero la cosa da para más.

El represivo episodio de Nueva York, que por cierto, no ha amilanado a los Indignados del área, se viene sucediendo en cada ciudad norteamericana donde la gente ha salido a las calles a cuestionar con fuerza creciente el andamiaje capitalista.

http://www.juventudrebelde.cu/file/img/fotografia/2011/11/17917-fotografia-m.jpg
Indignados en Nueva York demandan sus derechos con las copias de la desición de la corte. (Foto: Getty Images).

Han sido y son cotidianas las noticias de ataques policiales a los ciudadanos movilizados dentro de los Estados Unidos, pero también en Europa, como si existiese una coordinación de los poderes imperiales globales para poner punto en boca por la fuerza a sus respectivas sociedades, algo que siglos atrás ya instrumentaron los grupos monárquicos absolutistas con su famosa Santa Alianza para evitar "complicaciones" internas y externas.

Desde luego…son temas "propios", de "incumbencia netamente nacional", diría seguramente airado un diplomático gringo o europeo si algún "atrevido" solicitara medidas coercitivas y sanciones contra los poderosos gobiernos que apabullan a sus ciudadanos para cerrarles la boca, haciendo honor precisamente al nuevo método imperial para execrar y sacarse de encima a incómodos oponentes foráneos.

"Ellos" ciertamente no clasifican como para que sus realidades violentas sean cuestionadas en tribuna mundial alguna.

Al final, otra prueba que, ni dentro ni fuera de casa, la democracia gringo-europea tiene un ápice de valor.

Foto: Joshua Trujillo / Seattle Post-Intelligencer
Anciana de 84 años rociada con gas pimienta en la cara durante desalojo en Seattle. (Foto: Joshua Trujillo / Seattle Post-Intelligence).

Mujer arrestada por la policía en Occupy Wall Street este jueves junto a 15 personas más. Foto: AP
Mujer arrestada por la policía en Occupy Wall Street junto a 15 personas más. (Foto: AP).


Néstor Pedro Nuñez Dorta

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos