domingo, 25 de febrero de 2024

Influir sobre las personas

En tiempos pasados no se calificaban de influencers, pero sí se daban hasta técnicas para incluir...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 08/09/2023
1 comentarios
Técnicas para persuadir
Las técnicas para persuadir al prójimo se pueden usar lo mismo en bien que en mal. (Alfredo Lorenzo Martirena Hernández / Cubahora)

Esta es la frase: "La única forma en la tierra de influir en otras personas es hablar sobre lo que quieren y mostrarles cómo conseguirlo"

Su autor: Dale Carnegie, fue un empresario y escritor estadounidense de libros que tratan sobre relaciones humanas y comunicación eficaz.

Dicen que la metodología Dale Carnegie considera que es posible cambiar el comportamiento de los demás al cambiar nuestra actitud hacia ellos, ¿tenemos tanta influencia en los demás? ¿Cómo es posible? Utilizando inteligentemente nuestras emociones, nos permitirá controlar nuestros sentimientos

Entre quienes ya tenían uso de razón en los primeros años de la década de los 60 del siglo pasado, quizás hayan leído o escuchado mencionar el libro titulado How to Win Friends and Influence People (En español: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas)

Una de las afirmaciones de la obra era que la forma más fácil de persuadir a alguien es ayudándolo a persuadirse a sí mismo, idea que hubo quienes la asimilaron con fines malévolos, y que lamentablemente son malas intenciones que existen en nuestros días.

Alguien con total descaro me confió que su procedimiento era hacerle creer al otro que la decisión la estaba tomando por su propia iniciativa, y que para inducirlo a tal pensamiento, lo elogiaba y le decía que se le había ocurrido una genialidad.

Pudiera pensarse que ese era un daño en el plano individual en un radio de acción pequeño, pero que con las actuales tecnologías los perjuicios son superiores, más abarcadores y desastrosos que cuando la influencia era cara a cara o a través de medios antiguos.

Respetables todos los criterios, hasta ese de que la magnitud de la influencia y sus consecuencias son mayores ahora que antes de la existencia de Internet, los dispositivos móviles y las redes sociales con procedimientos basados en la ciencia.

Es recomendable aplicar aquello de “no hay enemigo pequeño” y no desestimar a quienes no usan teléfonos celulares con datos móviles y ni siquiera a quienes son analfabetos informáticos y hagan total rechazo a usar tales modernidades para comunicarse.

Esas personas tienen la ventaja de que al estar físicamente frente a frente con el otro, disfrutan de mayor capacidad para captar hasta el más leve de los gestos y señales que transmiten estados de ánimo, así como reacciones ante la información que reciben.

Disponer de tales datos, permite al emisor del mensaje ir haciendo cambios según sea necesario para influir en el otro, aunque a ese interlocutor lo hayan influido enormemente mediante refinadas técnicas usadas por los influencers en las redes sociales.

No es casual que los actuales y modernos influencers hagan hasta lo indecible por tener seguidores, no importa que no lo lean, vean o escuchen, pues buscan ganar la mayor cantidad de likes y amigos para legitimarse como importante, lo cual no requieren los antiguos y tradicionales  influenciadores.

Afirman que antes eran líderes de opinión y ahora influencers, lo cual es tema de otros viernes, pues en este es para señalar que por muy potentes que sean las herramientas para sembrar dudas y lograr conductos negativas, en la realidad hay potencialidades para enfrentar y controlar esas manipulaciones.

Esos recursos, en Cuba, no están siendo puestos al servicio de desplazar las mentiras y crear antídotos ante la bien organizada agresión mediática. De esos recursos trataremos el próximo viernes, pues este tema continuará.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.

Se han publicado 1 comentarios


Ruben Oscar Peralta
 8/9/23 19:31

Nada fácil; ahí está la iglesia católica, predicando qué se puede llegar a la comprensión de Dios, también desde la razón. La sensibilidad es la armadura de los influencers. Ahí están las madres reprochando:" mirame cuando te hablo " mientras el benjamín sigue absorto en su celular.. en fin ; lo dicho: nada fácil.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos