jueves, 23 de mayo de 2024

La segunda piel…

Jessie Miller es una joven cantante que también apuesta por el diseño de vestuario como forma de expresión...

Mairely Ramón Delgado
en Exclusivo 01/02/2015
0 comentarios

Jessie Miller, así se hace llamar desde hace algún tiempo. Tiene 31 años y es santiaguera de nacimiento. Desde niña incursionó en la música, y ya de adulta estudió Lengua Inglesa en el pedagógico. “¿Y tú no estudias en la Universidad?”, se extrañaban algunos en aquellos años de estudio viéndola sentada frente a la máquina de coser, diseñando y fabricando su propio vestuario. “Es una tradición familiar”, me dice, “mi abuela, mi mamá, se sustentaban de esa manera”.

Si algo marcó particularmente este encuentro fue su gestualidad delicada, femenina, muy cuidada. Delicadeza que se advierte, también, en su tono de voz. Su vestir es sencillo, cosa que me convence más después de escucharla hablando de colores y diseños, texturas y responsabilidad social ante esa imagen que proyectamos hacia el otro. Me doy cuenta de que sí, la segunda piel dice mucho de la persona que uno es.

“Cosiendo por hobby, llegué a hacerlo luego como trabajo. También el ser artista, porque he trabajado con varios grupos y hoy soy vocalista de Joband, me impulsa a trabajar sobre mi imagen. La creación parte de una necesidad, y yo tengo esta otra habilidad que me ayudó a mostrarme diferente. Nunca seguí patrones de moda rígidos, impuestos por otras personas, yo me confeccionaba, me confecciono, mis propias cosas”.

“Uno no debe seguir patrones rígidos si aspira a ser diseñador de vestuario, hay que transmitir algo diferente, aportar algo a la sociedad desde una identidad propia. Para la agrupación donde trabajé anteriormente, que se llama A otro tiempo, diseñé algunos vestuarios para presentaciones en algún que otro programa de televisión. Luego, cuando la gente vino a pedir consejos en ese sentido, supe que estaba en el camino correcto.”

“La vida te va llevando a tomar otros caminos, a no conformarte, a superarte. Ahora mismo estoy armando mi propia cooperativa, que tiene que ver con ese giro. Será una empresa para el diseño, confección y venta de vestuario. Es también una manera de ampliarme como ser social, y así soy mucho más útil a la sociedad.”

“Ya tengo una marca, es decir, una imagen corporativa para marcar una diferencia entre los negocios actuales. Quisiéramos brindar a la población, a la sociedad, productos que tengan la calidad y precios asequibles para que no solamente los sectores más solventes tengan acceso, sino también las personas que tiene un nivel económico más bajo puedan acceder.”

Efectivamente, los problemas económicos han afectado muchísimo la preocupación por la imagen, ¿crees que eso ha cambiado en los últimos años? “Sí, hay una tendencia al cambio. Y uno puede implantar patrones correctos de vestuario que tengan una calidad y defiendan las tendencias actuales, pero que también puedan rescatar valores. Por ejemplo, nosotras las mujeres, decimos lo que llevamos por dentro con la ropa que elegimos”.

“La originalidad es muy importante, hay que enseñar eso también. Uno de los servicios que pretendo dar, que es confección de vestuario, lo he pensado desde mostrar catálogos, pero es la persona la que va a decidir, partiendo de lo que quiere usar unido a nuestras sugerencias. Por ejemplo, una persona obesa no tiene por qué vestirse con una ropa apretada que la desluce completamente, ni proyecta una buena imagen.”

¿Y que hay de la responsabilidad del artista en este sentido? “Sí, sobre todo en otros países, los artistas tiene su propia línea de ropa, y hay muchos adolescentes que los toman como patrón a seguir, patrones que muchas veces son erróneos, no son los mejores. Yo quiero hacer eso, pero de otra manera, quiero contagiar al público y a los artistas que están a mi alrededor, compartir mi experiencia. Creo que es un campo que puedo explotar y no solo como beneficio económico, sino pensando ¿qué puedo aportar?”.

“Recuerdo que yo me sentaba en mi casa a coser y las personas me decían, pero ¿tú no estudias, tú no eres cantante? Se extrañaban de ver a alguien tan joven cosiendo. La mayoría de la juventud lo ve también como algo obsoleto, sentarse frente a una máquina de coser a confeccionar vestuario, y yo pienso que es un camino, es una habilidad con la que uno nace y que puede desarrollar hasta hacer cosas muy creativas.”

“Es algo muy lindo, y que da placer, porque cuando terminas una pieza y la miras te da una gran satisfacción. La cosa más sencilla que uno haga, si la hace bien, da satisfacción.” Y mirándolo desde esa creación que se vuelve sobre la imagen de una persona, que puedes ser tú misma o alguien más, ¿qué palabra podrías decirme para resumirlo? “Identidad. Una persona puede estar muy influenciada por cosas a su alrededor, pero mantener su esencia y decir, yo lo voy a lograr, yo voy a llegar.”


Compartir

Mairely Ramón Delgado

Dazra Novak (La Habana, 1978). Escritora. Licenciada en Historia. Tiene varias publicaciones y premios literarios. Habana por dentro es su ventana personal al mundo.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos