miércoles, 24 de julio de 2024

Para vivir 140 años

Alberto asegura que llegará a los 140 años. Viste de blanco y ofrece una imagen pulcra que emana gestos afables y sencillos. Vive cerca de Tropicana y, en su tiempo libre, recibe a la gente en su casa. Todo el mundo lo conoce como “el biólogo”, el que limpia el cuerpo por dentro...

Cubahora
en Exclusivo 15/06/2014
4 comentarios
Alberto, biólogo
Alberto espera vivir 140 años.

“Aprovechar el momento catastrófico de la enfermedad para reorientar la vida es parte de lo que hago con la radioestecia y el péndulo. Cursos de masaje, el tratamiento de la mano, en las manos están todos los órganos del cuerpo.” Dice Alberto y me muestra algunos materiales. Su casa es modesta, con ventanas amplias por donde entra mucha luz. Me dedica solo unos minutos, porque aún esperan algunas personas afuera.  

 “Yo soy psicólogo, trabajé un tiempo con la pre-delincuencia juvenil, pero ciertas situaciones me alejaron de esa actividad. Empecé a cumplir con otras tareas, incluso fui dirigente a nivel nacional, pero siempre apliqué estos tratamientos profilácticos porque me interesaba conocer la vida de las personas y el por qué. Comencé a buscar el por qué de la conducta de cada individuo en momentos determinados.”

“En los años 80 se me acercó una persona y me regaló un libro de medicina tradicional china. Y ahí dije, esto es lo mío. Busqué conexiones para pasar cursos con chinos, vietnamitas, fue todo un proceso de aprendizaje. Cuando aquello empezaba esto de la energía universal, el reiki, las meditaciones. Aprendí varios tipos de masajes también”.

“Dicen que cuando el alumno está listo, el maestro aparece. Y me pusieron este libro en las manos Pensar en chino. Es una filosofía muy diferente, fue un choque muy fuerte. A la tercera lectura del libro comprendí que no había perdido tiempo como yo creía, sino que todo lo vivido había sido por algo, todo lo que yo necesitaba saber, estaba dentro de mí.”

“Lo que yo necesitaba era aprender cómo sacar esas cosas de dentro de mí. Comencé a unir toda mi experiencia. Empecé a buscar qué pasaba en la vida de una persona desde que sus padres lo concebían hasta sus siete años. Ahí está todo, si quieres saber por qué una persona es epiléptica, tiene cáncer, cualquier problema que tenga hay que buscarlo ahí, desde el momento de la concepción.”

“Tú debes saber qué pasó desde que tus padres se conocieron hasta que tú naciste, porque eso eres tú. Y no es traumático, es liberador. No es para criticar ni para juzgar a nadie, es para aceptarte tú, tal y como eres. Para eso hace falta, y con eso comienza la introducción del libro que estoy escribiendo, un bálsamo que se llama amor y perdón cuyo lente es la fe.”

“Yo hago diagnósticos, yo ayudo a las personas a crear sus propias herramientas para que puedan vivir mejor dentro del medio social. Yo no curo a nadie, pero les digo lo que tienen. Aquí puedo hacer todas las pruebas que se hacen en un laboratorio, con otros métodos claro. Lo que hago es enseñar las propiedades de las frutas, vegetales, medicina verde para que tú limpies tu organismo.” 

“Yo me he entregado plenamente a ayudar a las personas, transmitiendo como comunicador, ayudo a las personas a que vean la vida de manera diferente, que le busquen solución a los problemas, aprendan a respetar las cosas ajenas, porque desgraciadamente a veces estamos muy pendientes de la vida de los demás y cuando haces eso dejas de hacer lo que tienes que hacer.”

“A esta medicina tradicional china le incorporé la medicina natural, me aprendí todas las propiedades de las plantas. Por ahí me puse a investigar, porque solo con el masaje yo no resolvía el problema. Antes se usaba el aceite de ricino para limpiar el organismo y hoy, que es cuando más chatarra comemos, ya no se hace. Y no es dejar de comer, es aprender a limpiarnos por dentro.”

¿Y para empezar una vida más sana, qué palabra le viene a la mente como primer paso? “Yo digo que es salud, es la capacidad que tiene cada individuo de disfrutar, de sentirse bien con las cosas que hace cuidándose de una manera especial. Yo digo que el día más feliz de mi vida será el día en que nadie venga a verme, porque eso significa que todo el mundo está sano”.


Compartir

Se han publicado 4 comentarios


Dazra Novak
 18/6/14 22:21

Mirella, escriba al correo habanapordentro@gmail.com y yo le enviaré el teléfono. Débora, el libro es "Pensar en chino". Saludos a las dos

Lilimar
 18/6/14 20:45

Cuál es el nombre del libro y puedo comunicarme con Alberto????

Mirella
 16/6/14 11:42

Forma de comunicarme con Alberto

Debora Atuy
 15/6/14 16:09

Cual és el nombre del libro amigo? Gracias!

Deja tu comentario

Condición de protección de datos