jueves, 25 de abril de 2024

Los desafíos del concierto de Zucchero en La Habana (+ Fotos)

En un multitudinario concierto, el reconocido músico del Pop Rock italiano lanzó un reto a la economía, a su música y a la gente…

María del Carmen Ramón en Exclusivo 09/12/2012
3 comentarios
Zucchero en La Habana - Portada
El reconocido músico italiano atrajo a más de 20 mil personas (Fernando Medina Fernández / Cubahora)

Cuando Zucchero apareció en el enorme escenario, frente a un público que rebasaba las 20 mil personas, en el Instituto Superior de Arte (ISA), tenía ante sí tres grandes desafíos.  El primero de ellos era una razón económica: el reconocido músico del Pop Rock italiano pertenece a una disquera norteamericana, y el Bloqueo contra Cuba le impedía presentarse en la Isla, sin afectar sus ventas en Estados Unidos.

En segundo lugar, era un enorme reto el hecho de que un italiano pensara, produjera y presentara un disco que mezclara sonoridades muy cubanas, sin renunciar al sello musical que durante su larga trayectoria lo había marcado.

Una vez sobre la gran estructura metálica desplegada en el ISA, el tercero de los desafíos se presentó por derecho propio: la gente, ese conjunto de pedacitos de alma con la complicada función de dar sentido a las cosas. Quizás este era el único que realmente recordaba Zucchero en esos minutos ¿Cómo interactuar con el público cubano, que es conocedor de la buena música, y cuenta con fama internacional de bailador? ¿Era posible cantar en un idioma como el italiano o el inglés, y hablar sin embargo un lenguaje universal que permitiera la identificación de  todos?

Hacía mucho tiempo que en los conciertos realizados en el país no se utilizaba un escenario tan majestuoso; el de Zucchero ha sido catalogado como el mayor que se ha montado en Cuba al aire libre, con un sistema audiovisual homólogo. Como su objetivo era presentar el DVD “La Sesión cubana”, cada elemento debía comunicar cubanía. Un enorme “almendrón” con chapa ZU81212 —juego entre su nombre y la fecha del concierto— encendía sus luces y podía verse desde lo lejos.  Ante los espectadores se mostraron además otros símbolos característicos de Cuba, como las bailarinas y los decorados con girasoles.

“Hoy se hizo realidad un sueño acariciado por más de dos décadas, pues a Cuba me atan la afinidad política, el respeto por su cultura y la admiración por su música”, declaró Zucchero a la prensa, minutos antes de comenzar el concierto.

Quizás esta fue la razón por la que, luego de diez conocidos temas en la voz del dúo cubano Buena Fe, Zucchero decidió romper el silencio con unos versos del Apóstol José Martí: “Yo, vengo de todas partes, y hacia todas partes voy, arte soy entre las artes, y en los montes monte soy”, “cardos ni ortigas cultivo, cultivo una rosa blanca”. O la motivación por la que citó al Che, frente a los más de 20 mil espectadores, con palabras que, confieso, llegaron a estremecerme: “este concierto es para el pueblo cubano, por ser tan genuino, por su música y cultura, y por su ternura. Como diría el Che: hay que endurecerse, pero sin perder la ternura”.

Zucchero también demostró su cercanía con la Isla al interpretar el tema Ave María No Morro, que dedicó a los afectados por el huracán Sandy, en el oriente cubano. Además, incluyó canciones como Baila (Sexy Thing), Cuba Libre, Un kilo, Love is all around y compartió escenario con 22 músicos, 16 de ellos cubanos. Renombradas voces de la música nacional como Pucho López, Elmer Ferrer, Changuito, Horacio Hernández "El negro" y el bajista Jorge Reyes, hicieron de la noche una velada familiar. También Pedrito Calvo, David Blanco, entre otros, acompañaron al rockero. Con este concierto, Zucchero dio inicio a una gira mundial que continuará por Australia, Estados Unidos, Canadá, México, Venezuela, Brasil, Argentina, y otras ciudades del Viejo Continente.

¿Cumplió su reto Zucchero? Siempre resulta complicado prever resultados con tan poco tiempo transcurrido, pero yo diría que esta noche se habló un idioma único en los espacios al aire libre del ISA: el de la música. Banderas de Cuba e Italia dispersas por el público dialogaban con el fin de la semana italiana en la Isla. La sincronía entre músicos cubanos e italianos dio como resultado la fusión característica de Zucchero, y estos elementos a veces superan cualquier desventaja económica.
 
El impacto del concierto comenzó justo desde hoy, pues fue grabado por televisoras de varios países y se distribuirá en diversas regiones a finales de año o principios de enero de 2013. Cuando eso pase, quizás desde los más remotos lugares del planeta, no pocos tararearán fragmentos de ese muy conocido tema de Joseíto Fernández, la “Guantanamera”, adaptado por Zucchero en su disco “La sesión cubana”.


Zucchero comienza su gira mundial "La sesión cubana" en La Habana (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


Banderas cubanas ondearon durante todo el concierto (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


Buena Fe abrió con "Das más" el espectáculo  (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


El popular dúo deleitó al público con un arsenal de 10 canciones (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


El público joven era mayoritario en el ISA (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


Zucchero cumplió un "sueño esperado por más de dos décadas"
 (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


"A Cuba me atan la afinidad política, el respeto por su cultura y la admiración por su música"  (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


Muchos visitantes italianos interactuaron con el público cubano durante todo el concierto (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


Zucchero mostró sus habilidades con la guitarra y con el manejo de su voz (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


Las nuevas tecnologías sirvieron a los jóvenes para grabar sus propios recuerdos del concierto
 (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


El italiano compartió el escenario con 16 músicos cubanos (Foto: Fernando Medina Fernández/Cubahora)


Compartir

María del Carmen Ramón

Se han publicado 3 comentarios


cubanum
 10/12/12 14:54

Caray... Cada vez me convenzo que los cubanos somos a veces un poco chovinistas y cerrados para nuevos sonidos, fuera de lo que estamos acostumbrados. A mí, particularmente, me pareció excelente la actuación de Zucchero, la sonoridad del italiano y las versiones que hizo de clásicos del Rock - Blue. Ambos, BF y Z hicieron un excelente complemento uno a otro.

Watson
 10/12/12 7:09

Genial el concierto de Buena Fe .. Zucchero ... mmm no .. gracias por el escenario pero me quedo con buena fe sin DVD... Pero bueno este concierto fue mucho mas que música, exelentes fotos me serviran para recordar una mirada que me encanta, gracias por tener unos ojos tan bellos...

Ramiro
 9/12/12 13:14

El concierto de Zucchero me pareció muy bien. No recuerdo haber visto un escenario tan moderno, ni siquiera cuando Paz sin Fronteras...la mejor parte fueron los temas de Buena Fé. Los felicito por la calidad de las fotos. Yo estaba en la parte de atrás, pero gracias a las pantallas gigantes pude verlo todo

Deja tu comentario

Condición de protección de datos