viernes, 19 de abril de 2024

Alarma en rojo (+Infografía)

La Duma rusa reiteró el peligro que se deriva de la presencia del sistema antimisiles norteamericano en Europa...

Néstor Pedro Nuñez Dorta en Exclusivo 31/10/2012
1 comentarios
Cohete Iskander
Cohete Iskander desde una lanzadera autopropulsada.

En efecto, hace apenas unos días, La Duma Estatal de Rusia, el cuerpo legislativo de ese país euroasiático, advirtió sobre los riesgos que comporta para la nación la persistencia de los planes norteamericanos de desplegar su titulado sistema antimisiles en Europa.

En consonancia, los legisladores rusos precisaron que se hace necesario adoptar todas las medidas para asegurar la defensa nacional frente a un plan de Washington y de sus aliados de la OTAN, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que tiene todos los visos de una amenaza de elevadas proporciones.

La Duma aseguró que en apenas siete años el sistema antimisiles gringo podría comprometer la propia seguridad de Moscú, la ciudad capital, algo inadmisible para Rusia y sus autoridades. En consonancia, precisó el parlamento, no hay otra alternativa que crear una sólida defensa.

Frente al despliegue en Europa del sistema antimisiles norteamericano, el Kremlin ya había adoptado colocar cohetes Iskander de alcance medio en la ciudad de Kaliningrado, en el extremo oeste ruso.

No obstante, ahora se trabaja en otros procesos defensivos que deberán neutralizar la denominada Aproximación Adaptativa Gradual Europea, un engendro de factura estadounidense que prevé el despliegue, en cuatro etapas, de instalaciones antimisiles en el Viejo Continente hasta el año 2020, junto al acercamiento a las fronteras rusas de sistemas coheteriles con base en el mar.

En pocas palabras, que Washington y sus aliados de la OTAN no ocultan por un instante que Moscú es uno de sus blancos predilectos en el intento de asestar un golpe nuclear inicial sin posibles respuestas de los agredidos.

Porque lo cierto es que el sistema antimisiles norteamericano en Europa no tiene otros blancos que Rusia, e inclusive China, a partir de la teoría de los círculos imperiales de que nunca volverán a ser admitidas en el planeta superpotencias que contraríen el dominio hegemónico de los Estados Unidos.

Y la actual dirección rusa sabe hace un buen rato lo que se cocina en Occidente. De ahí que poco antes de dejar su mandato, el ex presidente y hoy primer ministro Dimitri Medvédev, estableciera las llamadas Tropas de Defensa Aeroespacial, dotadas de una elevada tecnología de localización, seguimiento y destrucción de objetivos enemigos de última generación.

Por demás, las evasivas han caracterizado a Washington y a la OTAN ante las propuestas del Kremlin de negociar en torno al asunto, lo que obliga a Moscú a fortalecer su poderío.

Por lo pronto, Rusia no deja de trabajar en su defensa, y según recientes informes, incursiona en una nueva generación de misiles capaces de anular el sistema de aviso que instala el Pentágono.

Se trata de la sustitución del modelo balístico pesado R-36M, actualmente en servicio, por un misil de combustible líquido que ampliaría la carga útil del arma y la haría más veloz y maniobrable. El R-36M, como otros tipos de cohetes rusos de combate, utilizan hasta ahora carburante sólido.

Por su parte, la armada rusa anunció la proyectada entrada en servicio de nuevas naves de combate, entre ellas un portaviones.

Asimismo, trabaja en el desarrollo de submarinos no tripulados o drones acuáticos, y en un sistema antiaéreo y antimisiles unificado para toda su flota.

Es, en resumen, la obligada marcha por los peligrosos senderos armados que impone todavía a los pueblos un sistema imperial empecinado en prevalecer, aún con el uso desmedido y brutal de la fuerza.

 


Compartir

Néstor Pedro Nuñez Dorta

Periodista

Se han publicado 1 comentarios


Javier Heras Simarro desde FB
 31/10/12 15:37

En pocas palabras, que Washington y sus aliados de la OTAN no ocultan por un instante que Moscú es uno de sus blancos predilectos en el intento de asestar un golpe nuclear inicial sin posibles respuestas de los agredidos. Porque lo cierto es que el sistema antimisiles norteamericano en Europa no tiene otros blancos que Rusia, e inclusive China, a partir de la teoría de los círculos imperiales de que nunca volverán a ser admitidas en el planeta superpotencias que contraríen el dominio hegemónico de los Estados Unidos. LA TERCERA "GUERRA FRIA" YA ESTA AQUI DEFINITIVAMENTE!!!!!

Deja tu comentario

Condición de protección de datos