viernes, 19 de julio de 2024

Trump condenado, ¿Y ahora qué?

Todos los pronósticos del equipo legal de Trump fallaron. El ex presidente ha sido condenado de forma unánime por los treinta y  cargos que se le imputaban. Pudiera enfrentar hasta 136 años de cárcel, aunque no parece probable una sentencia de prisión. Aun así puede convertirse en presidente en este 2024, solo queda ver si los norteamericanos eligen a su primer presidente convicto...

Guillermo Suárez Borges en Exclusivo 02/06/2024
0 comentarios
ExPresident Trump
El ex presidente ha sido condenado de forma unánime por los treinta y cargos que se le imputaban

“El más grande mentiroso de todos los tiempos ha sido condenado”, así titula su comentario  la revista estadounidense “The Nation”, una de las publicaciones más antiguas de ese país, al referirse al inesperado veredicto emitido en la corte del distrito de Manhattan.

Y digo inesperado porque la ventana de posibilidades era bien estrecha para que se concretara un resultado desfavorable para el ex presidente Trump. Su equipo legal incluso había pronosticado una victoria, pero no fue así, 12 jurados, de 12 jurados, debían decir SI para que resultara convicto. Y sucedió.

Pase lo que pase después, es una tremenda noticia para la lenta campaña demócrata de Joe Biden. Claro que llueven los memes sobre el tema que van desde parodias del propio presidente demócrata condecorando a la ex actriz de películas de adultos Stormy Daniels, hasta la caricatura de un supuesto debate presidencial, donde Trump está en una tribuna instalada, tras las rejas.

El veredicto ha sido como lanzar gasolina al fuego de la ya muy polarizada situación política en EE.UU. Por un lado la campaña de Biden ha lanzado consignas de “terminar el trabajo que inició la Corte”, en cambio, los seguidores de vida o muerte de Trump, como el periodista Tucker Carlson, han tildado el juicio de farsa, declarado la muerte del sistema legal de Estados Unidos, e incluso pronosticado que a pesar de ello, Trump ganará en noviembre de 2024.

Y no, no es una idea loca. En las primeras horas después de anunciado el veredicto, 35 millones de dólares fueron a parar a las arcas electorales del ex presidente, en señal de apoyo inequívoca de sus seguidores. El, ha salido a declararse “prisionero político” y ha jurado “luchar hasta el final”.

Habrá que esperar a que los ánimos se calmen y afloren las primeras mediciones o encuestas después de la condena, y ver en cuestión, cuanto de arraigo ha perdido el ex presidente debido al fallo, sobre todo, entre demócratas decepcionados, que hay muchos y votantes indecisos.

Si luce que a Trump el destino parece haberle jugado una mala pasada, pues ha sido condenado por un juez emigrante y como resultado de declaraciones de una mujer, él que ha sido señalado innumerables veces por su apego a la misoginia y ha promovido con tanta fuerza el rechazo a la emigración.

Con este veredicto Trump podría enfrentar hasta 136 años de cárcel y hasta 5 mil dólares de multa por cada uno de sus 34 cargos, sin embargo, lo primero no parece muy probable. También existen atenuantes que lo favorecen como haber cometido delito por primera vez y no ser estos categorizados como delitos violentos.

Más que ello, el sistema legal hasta este momento ha mantenido la calma, ha resistido todas las provocaciones del ex mandatario pues conoce que una sola foto de Trump entre rejas, sería manipulada por su equipo y convertida en incentivo para un levantamiento político probablemente superior al del 6 de enero de 2020 contra la sede del Congreso.

El magnate pudiera incluso ser electo presidente en noviembre de 2024 y aunque mucho se ha hablado de que se perdone a sí mismo, la respuesta corta para esto es NO. La constitución de los Estados Unidos otorga poderes al presidente para perdonar delitos federales, pero no sentencias emitidas a nivel estatal, como es el caso de esta, originada en Nueva York.

Por el momento, esta “novela” continúa, pues hasta el 11 de julio habrá que esperar para saber cuál es la decisión del colombiano-americano Juan Marchan, juez que preside la Corte y hasta donde llegará el castigo de Trump, que para variar, no para de ofenderle, en tanto se teme que la identidad de los jurados que le condenaron pudiera revelarse en represalia.

Los destinos de ese gran país si parecen muy en riesgo, con todo lo que ello implica para los demás, pues sus electores escogerán en noviembre entre un convicto y un político tan experimentado, que no para de dar señales de senilidad.

 


Compartir

Guillermo Suárez Borges

Soy funcionario de más de 30 años de experiencia del servicio exterior cubano con misiones diplomáticas cumplidas en Guyana, Líbano, y la misión permanente de Cuba ante las Naciones Unidas. Mis últimos años de trabajo han transcurrido como especialista en medios estadounidenses para la dirección general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos