sábado, 25 de mayo de 2024

Bruzón: el reto del Memorial Capablanca

El Gran maestro cubano jugará el Memorial Capablanca con un ELO superior a 2700; sin embargo, no estuvo bien en el IV torneo Iberoamericano...

Miguel Ernesto Gómez Masjuán en Exclusivo 23/04/2012
0 comentarios
Lázaro Bruzón
Bruzón (a la derecha) tendrá un durísimo reto en el Memorial Capablanca.

Cuando la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) publique la actualización del ranking mundial, el Gran Maestro Lázaro Bruzón aparecerá, por primera vez en su carrera, con más de 2700 puntos de coeficiente ELO. La noticia es excelente para el ajedrez cubano; aunque, lamentablemente, el tunero no terminó bien su participación en la cuarta edición del torneo Iberoamericano, celebrado en Quito.

En 2012 Bruzón ha estado muy activo—nada extraño en él— y tuvo su primer gran reto en el grupo B del Tata Steel, donde enfrentó a cinco jugadores con más de 2600. El cubano era favorito en Wijk aan Zee; sin embargo, sufrió dos derrotas que lo dejaron en la tercera posición. Luego el tunero intervino en el Campeonato de clubes de Cataluña. Allí defendió el primer tablero del club Barberá y sus resultados fueron espectaculares, porque de las ocho partidas jugadas, ganó siete y entabló la otra.

Estos triunfos le permitieron superar la barrera de los 2700 puntos, de acuerdo con el sitio web 2700 Live Chess Ratings donde se actualiza diariamente el ELO de los principales jugadores del mundo; aunque la FIDE solo reconoce su ranking bimensual, en el que Bruzón aparece todavía con 2694 unidades.

El siguiente reto del cubano fue el certamen Iberoamericano, en Quito. El desafío era enorme, porque en ese evento Bruzón tenía que ser casi perfecto para no perder puntos en su coeficiente, ya que el nivel de los rivales era muy inferior. Durante cinco días todo funcionó para el tunero, porque ganó las cinco partidas; aunque ninguno de sus contrincantes ni siquiera se acercó a los 2600.

Esas victorias situaron a Bruzón con un ELO en vivo de 2720 y con este impresionante récord personal se colocó a solo cinco unidades de Leinier Domínguez, el líder del ranking nacional. No obstante, para asegurar el ascenso definitivo, el tunero tenía que sobresalir en la fase final del Iberoamericano.

Bruzón nuevamente fue considerado el amplio favorito; pero el tablero mostró una realidad diferente. El cubano debutó frente al mexicano Manuel León Hoyos, de 2569 quien, con negras, optó por un Gambito Volga. El ataque del tunero puso en peligro al rey de León; pero el sacrificio del alfil no fue suficiente y se firmó el empate en 43 movimientos.

Al día siguiente, Bruzón chocó contra el español Iván Salgado, de 2621. El duelo tuvo un rápido cambio de piezas y el final de torre y caballo, con siete peones por bando, terminó en una división del punto, en 30 movimientos.

La tercera ronda prometía ser la más difícil, pues Bruzón enfrentaba al peruano Julio Granda, de 2640. El cubano planteó una Ruy López, variante Berlinesa y sobre el tablero no se vivió la lucha presagiada, ya que sucedió lo mismo que en la jornada anterior: apresurados intercambios de piezas y un final parejo que concluyó en otro empate.

Las tres tablas consecutivas quizás presionaron a Bruzón, así que trató de forzar en su cuarta presentación, ante el brasileño Gilberto Milos, de 2593. El resultado fue el peor posible. En el movimiento 34 la posición estaba igualada y era previsible una nueva igualada; sin embargo, Bruzón cometió un serio error, al tomar el peón de e4 con su torre. Milos, de inmediato, capturó esa pieza y el cubano inclinó su rey.

El revés lo dejó sin posibilidades de luchar por el primer lugar; pero al menos en la jornada del adiós derrotó al brasileño Rafael Leitao, de 2623. Con tres puntos de cinco posibles, Bruzón finalizó en la cuarta posición; mientras el español Iván Salgado, gracias a su triunfo sobre Granda, obtuvo el título del Iberoamericano.

SIGUIENTE RETO: EL MEMORIAL CAPABLANCA

En la próxima actualización del ranking de la FIDE, Bruzón tendrá 2715 puntos y con ese coeficiente jugará el grupo Premier del Memorial Capablanca 2012. No pocos pensaban que el tunero estaría en el Elite, junto a fortísimos ajedrecistas como Vassily Ivanchuk, Domínguez o el ruso Ian Nepomniachtchi; sin embargo, después de una larga espera, los organizadores anunciaron la presencia del cubano en el Premier.

Si en el Iberoamericano el reto fue grande, en La Habana el desafío parece superior. En las últimas seis ediciones de este certamen casi nada ha funcionado para Bruzón, pues solo ha ganado una partida, con 18 fracasos. En 2011 terminó en la última posición y cedió 27 unidades en su coeficiente. Ahora Bruzón es el amplio favorito de su grupo y tendrá que lidiar con varias presiones, porque estará ante su público y, de seguro, quiere borrar las impresiones negativas del pasado; pero para hacerlo necesitará jugar muy bien.

Solo uno de sus nueve rivales, el ruso Alexander Rakhmanov, tiene un ELO de 2600, por lo que la diferencia de coeficientes será, por lo general, superior a los 150 puntos. ¿Cómo afrontará todas estas presiones Lázaro Bruzón? No terminó de la mejor manera su más reciente torneo; pero 2012 ha sido un excelente año. En La Habana tendrá la oportunidad de eliminar viejos fantasmas en los Memoriales Capablanca.


Compartir

Miguel Ernesto Gómez Masjuán


Deja tu comentario

Condición de protección de datos