domingo, 5 de febrero de 2023

Tu cuenta, nuestra cuenta (+Infografía) (+Fotos)

Una alternativa de empleo que gana adeptos en Cuba, pero a la que aún le queda camino por recorrer para ser eficiente. Al respecto, los impuestos constituyen uno de los temas más debatidos...

Maite López Pino en Exclusivo 24/05/2011
0 comentarios
Lugares Particulares - P
Lugares Particulares

El Consejo de Ministros cubano abordó en su más reciente reunión el tema del trabajo por cuenta propia. Según la noticia del encuentro, varios municipios del país no tienen creadas todas las condiciones necesarias para garantizar una adecuada atención a los interesados en esta alternativa de empleo.

La solicitud de documentos no requeridos en la legislación obligó a personas interesadas a realizar gestiones adicionales, mientras la obtención de licencias sanitarias se vio obstaculizada por la demora de los trámites, analizó también el órgano de gobierno.

Debido a esos y otros problemas, el Consejo de Ministros acordó extender a todas las actividades del sector no estatal la autorización de contratar trabajadores y continuar el proceso de flexibilización del popularmente llamado "cuentapropismo".

El trabajo por cuenta propia, como alternativa de empleo, se encuentra en el centro del candelero cubano. Muchos son los que se han acogido a él. La ampliación de actividades y la simplificación de regulaciones y trámites para asumirla despuntan como una de las decisiones tomadas por el país con vistas a actualizar su modelo económico. El objetivo primordial es aumentar los niveles de productividad y eficiencia descargando al sector estatal de la economía de exceso de puestos de trabajo, y de trabajadores, que gravan una y otra.

Al mismo tiempo, a la par que contribuye a la revalorización del trabajo, pues ofrece la posibilidad de ser útil a partir del esfuerzo personal, esta solución posibilita incrementar la oferta de bienes y servicios a nivel local, asegura ingresos a quienes la practican y libra al Estado de parte de los subsidios, al ocuparse de ofertas antes solo a cargo de este y con esa característica.

Desde el mes de octubre de 2010, más de 222 mil cubanos obtuvieron licencias para trabajar por cuenta propia, por lo tanto existen en el país más de 300 mil cuentapropistas.

-Ley 73 Gaceta de Cuba con regulaciones del trabajo por cuenta propia

"Hasta el pasado 30 de abril, 309 mil 728 personas en Cuba ejercían el trabajo por cuenta propia, y de ellas, 221 mil 839 constituían nuevas autorizaciones", mostró un informe del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MTSS), publicado en Granma.

Según el MTSS, el 22 por ciento -49 mil 349 cuentapropistas- se dedica a vender alimentos en pequeñas cafeterías o en los restaurantes (paladares), una de las actividades más demandadas junto con la transportación de pasajeros o de carga y la venta de artículos del hogar.

IMPUESTOS Y CONTRIBUCIONES

Dentro de esta modalidad de empleo, los impuestos y contribuciones constituyen las principales preocupaciones de los cuentapropistas cubanos. Si bien el país cuenta con 11 impuestos, tres tasas y una contribución en general, los trabajadores por cuenta propia han sido los más cercanos a ellos y con menor conocimiento a la vez.

Los contribuyentes que obtuvieron la licencia desde 1994 y hasta el pasado mes de octubre solo ingresaban por muy pocos impuestos: la cuota mensual y declaración jurada a fin de año. Ahora se incrementaron los impuestos para aportar al presupuesto del Estado: sobre las ventas, los servicios, la fuerza de trabajo y otras.

Un nuevo elemento: la contribución del trabajador por cuenta propia a la Seguridad Social, ofrece protección ante la vejez, la invalidez total, la maternidad y, en caso de muerte, a su familia. Para la contribución se dispuso un régimen especial al cual deberá afiliarse como requisito indispensable para ejercer esta forma de empleo, con excepción de quienes laboren paralelamente en el sector estatal, estén jubilados, pensionados o ya sean beneficiarios de otro régimen de Seguridad Social.

Evidentemente, el trabajo por cuenta propia emerge como una forma eficiente para reducir las plantillas infladas en el sector estatal, aumentar la productividad y eficiencia individual y del país en general. Pero, ¿Qué sucede en la base, cómo los cubanos asumimos el reto del trabajo por nuestra propia cuenta?

UNA ONAT MUNICIPAL…

Debido a la poca cultura tributaria de los cubanos, los impuestos, el monto de las cuotas y la contribución a la Seguridad Social han sido los más polémicos. Cubahora indagó en la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) perteneciente al municipio de San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa.

Esta oficina ostenta la condición Colectivo Vanguardia Nacional otorgado por la Central de Trabajadores de Cuba, por varios años consecutivos. Su colectivo está integrado por 21 trabajadores donde la mayoría son mujeres y el objetivo principal resulta la capacitación, orientación y divulgación en temas referentes a la cultura tributaria en el municipio.

Desde el pasado mes de octubre esta oficina no es la misma de antes, decenas de personas llegan cada día para demandar información, realizar los trámites para comenzar su vida como cuentapropistas, y otros para darse de baja. "Solo en el mes de abril inscribimos a 145 trabajadores por cuenta propia y 57 se encuentran en el proceso de adquirir la licencia, cifras que rompen los récords mensuales de esta oficina ariguabense en los últimos diez años", aseguró Nidia Pino, directora de la ONAT municipal de San Antonio de los Baños .

Hasta el 25 de abril, esta oficina contaba con 3657 personas naturales y 99 personas jurídicas inscritas en el Registro de Contribuyentes que aportan al presupuesto del Estado. Dentro de las personas naturales se encuentran 1527 trabajadores por cuenta propia.

Sobre los impuestos y contribuciones, las trabajadoras de esta ONAT aseguraron que la contribución a la Seguridad Social es una de las dudas más frecuentes.

Esta contribución se determina mensualmente, pero su pago en las oficinas bancarias puede realizarse con carácter trimestral. Por ejemplo, si un contribuyente opta por la base de contribución de 350 pesos, contribuirá con 87,50 pesos cada mes; y la pensión será aproximadamente de 210 pesos mensuales. Entonces este trabajador por cuenta propia, al tramitar su jubilación, habrá aportado durante 30 años un monto total de 31 mil 500 pesos, a partir de la esperanza de vida de la población cubana -como mínimo- el individuo será pensionado durante 15 años, percibiendo en este periodo 37 mil 800 pesos. Alrededor de seis mil pesos más de lo que aporta.

"Antes del mes de octubre esta contribución no existía, la misma es resultado de los planteamientos de los contribuyentes sobre su derecho a jubilación. Además las muchachas que están ejerciendo la actividad por cuenta propia tendrán derecho a la licencia de maternidad remunerada pre y postnatal: seis semanas antes y seis posteriores", subrayó la directora.

Otro de los inconvenientes radica en la frecuencia de pagos, ubicados todos dentro de la primera quincena de cada mes. Las oficinas bancarias no responden con la agilidad necesaria y provocan grandes aglomeraciones de personas, a ello se suma la falta de un software que informatice el proceso de recaudación, dependiendo así de varios modelos RC-09(modelos para aportar los impuestos en las oficinas bancarias) que a veces escasean.

"Existe muy poca cultura tributaria en la población cubana. Si bien la ONAT lleva casi 16 años de constituida, los cubanos tienen muy poca información sobre el objetivo fundamental de los impuestos que es aportar al presupuesto del país destinado a los gastos sociales.

Sobre las actividades por cuenta propia más populares en este municipio, Pino definió en primer lugar la de Elaborador Vendedor de Alimentos seguida por Vendedor de CDs, de acuerdo con la demanda de licencias. También resaltó la presencia de jóvenes que incursionan en el trabajo por cuenta propia como fuerza de trabajo de los oficios antes mencionados, y especificó que algunos estudian o trabajan y, en el tiempo libre, se dedican a su pequeño negocio.

Por otro lado, varios cuentapropistas entrevistados indicaron que los impuestos tienen un monto elevado. Sobre el tema la directora de esta ONAT municipal opinó que "si bien existen nuevas cuotas, estas responden a la necesidad de legalizar y ordenar el trabajo por cuenta propia como una forma más de empleo. Antes solo se recaudaba la cuota mensual y la declaración jurada anual, ahora se han establecido nuevos impuestos que se traducen en la posibilidad de contratar fuerza de trabajo, derechos a pensiones de retiro y licencia de maternidad. De nuevo nos afecta el desconocimiento de la población, estas quejas obedecen a la poca cultura tributaria de los cubanos, debemos informar más sobre el tema desde nuestros medios de comunicación e instituciones educacionales".

Ciertamente, la flexibilización del trabajo por cuenta propia junto a la instrumentación de los nuevos modelos de impuestos para la recaudación muestran ya resultados palpables. Tal es el caso de una oficina municipal como la de San Antonio de los Baños, donde las entradas de los contribuyentes de este primer trimestre de 2011 equivalen al ingreso anual del 2009.

Los cubanos dan los primeros pasos en esta forma de empleo no estatal que revaloriza el trabajo convirtiéndolo en utilidades a partir del esfuerzo personal. Varios elementos nuevos y desconocidos inciden el desarrollo del proyecto, ahora más que nunca debemos ser estrictos y cuidadosos. Es el momento de eliminar trabas burócraticas, cubrir lagunas de conocimiento e informar, se trata de las cuentas personales y la gran cuenta del país.


Compartir

Maite López Pino

Ariguanabense de nacimiento. Periodista desde siempre, con título desde junio 2009.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos