miércoles, 24 de julio de 2024

El dibujo, la balada y el rostro en el televisor (+Fotos)

Historias anónimas de alumnos y maestros se sobran este 22 de diciembre...

Cubahora en Exclusivo 23/12/2011
16 comentarios
maestra
La profesora Sonia Fernanández en el curso de inglés de Universidad para todos.

Historias anónimas de alumnos y maestros se sobran este 22 de diciembre cuando el calendario registra 50 años de decretado el Día del Educador Cubano. Tres percepciones que comparte hoy Cubahora son insuficientes para hacer visibles tantas y diversas experiencias acantonadas en la memoria de la mayoría de los cubanos, pero tal vez sea en las particularidades donde a ratos se atisbe la universalidad de estas obras de creación humana. "Lo hizo maestro, que es hacerlo creador".

EL DIBUJO DE DANIELA

Por supuesto que una niña de seis años que cursa el primer grado contó mejor sobre su maestra ante lápices de colorear y papel, que interrogada empalagosamente por una desconocida.

Pero abandonó su timidez para explicar la obra una vez terminada, ¡y resultó que Daniela es muy observadora! No sólo detalló cuidadamente a una maestra mulata de llamativos aretes y tiza en alto, con la clásica pizarra "siempreverde" de fondo (que no careció tampoco de la cajita donde se guardan el borrador y las tizas); también fueron personajes destacados en su aula de la escuela República Popular de Angola dos ventiladores de pared (¿o de techo?), el componedor de palabras, dos alumnos claramente distinguidos en sexo y raza que levantan la mano para participar, y un televisor que proyecta la "teleclase". ¿De qué materia? Daniela lo dejó como desafío a mi racionalidad adulta…


Dibujo de Daniela.

BALADA PARA MARÍA ANTONIA

Amalia Salas estudia instrumentos de percusión en la Escuela Elemental de Música "Alejandro García Caturla". Pero también, como muchos percusionistas, siente una especial inclinación hacia el piano. A menudo se sienta en su viejo Steinhouse Havana y desgasta las teclas una y otra vez con melodías aprendidas en clase u otras escuchadas al azar.

Su maestra preferida es, precisamente, la profesora de piano. "Ella es medio alocada", me espeta de primera y pata como carta de presentación. Amalia todavía no comprende que un poco así somos todos.

"Me lleva muy recio, pero me cae súper bien. Con ella aprendo más rápido y me adelanta hasta donde yo pueda llegar, sin importar que la pieza que toque sea de niveles más avanzados".

Si tuviera que impresionar a su maestra María Antonia Lama, a Amalia le gustaría interpretarle "Balada para Adelina", composición que aún no integra su enseñanza formal. "Sé que ella no va a tener una reacción efusiva. No le gusta mostrar que está muy contenta para que no te creas que lo haces perfecto; pero hasta donde yo la conozco, sabré si a ella le ha gustado mi interpretación".

Y me dejó con lo que doce años, un piano ajado y deseos de probarse ante su admirada maestra pueden lograr en la primera parte de la "Balada para Adelina", que aprende a tocar en sus ratos libres…


Amalia al piano.

LA TEACHER TRAS LA PANTALLA

La vi por primera vez cuando tenía 13 años, aturdida por el sueño que casi me desplomaba a las siete de la mañana frente al televisor que proyectaba el curso de idioma inglés en el espacio Universidad para Todos.

Por estos días en los que aquel curso se retransmite, ella disfruta junto a su familia "el horror" de ver cómo han pasado diez años por la teleprofe Sonia Fernández; aunque siempre hay despistados como el vecino que le pregunta cómo es que ahora tiene el pelo rubio y largo, si ayer la vio en la televisión y llevaba otro look.

"Cuando educas a distancia con la mediación de la televisión, a veces te desconcierta no saber si te siguen, o quiénes lo hacen. Pero ha sido muy gratificante que mis telestudiantes me saluden en la calle, y agradezcan lo que les enseño, y hasta den muestras de que han aprendido intentando conversar conmigo en inglés.

"De forma particular, me conmueven las personas de las tercera edad. Se me acercan porque disponen de más tiempo para seguir el curso, y dicen que les gusta, y que han recordado muchas cosas que habían olvidado".

Maestra de maestros en la Universidad de Ciencias Pedagógicas "Enrique José Varona", Sonia Fernández intenta hacer sentir a sus alumnos de la enseñanza presencial que este 22 de diciembre festejan un día de todos. No obstante, comparte halagada conmigo las muestras de cariño de sus jóvenes educadores en formación…


Tarjetas de felicitación de alumnos de Sonia.


Tarjetas de felicitación de alumnos de Sonia.


Compartir


Deja tu comentario

Condición de protección de datos