miércoles, 30 de noviembre de 2022

Transporte sostenible en Cuba: soluciones ecológicas y autos eléctricos

Potenciar la movilidad sostenible ha sido una de las estrategias en Cuba durante los últimos años...

Laydis Soler Milanés en Exclusivo 10/11/2022
0 comentarios
Carros eléctricos - Aguas de La Habana

El transporte es esencial para el desarrollo económico y el bienestar humano. Sin embargo, es también una de las principales fuentes contaminantes en el mundo, realidad que muchos esfuerzos intentan cambiar.

Según la Organización de Naciones Unidas, los vehículos de combustión producen una cuarta parte de las emisiones de gases que provocan el cambio climático, por ello se debe apostar por soluciones ecológicas de movilidad si se quiere preservar el planeta y la salud de las personas.

Así surgen iniciativas de transporte sostenible como el impulso de las bicicletas públicas, carros eléctricos y vehículos que consuman menos combustible. Se trata de crear sistemas de transporte más limpios, eficientes, asequibles y seguros.

“Debemos descarbonizar todos los medios de transporte para llegar a cero emisiones netas en 2050 en todo el mundo", expresó como meta el Secretario General de la ONU, António Guterres, en la Conferencia el Transporte Sostenible celebrada en China el pasado año.

Sin embargo, la transición hacia el uso de fuentes renovables de energía en el transporte o eliminar sus emisiones dependerá de los recursos y políticas públicas que sea capaz de adoptar cada país; y también de los esfuerzos colectivos a nivel global que se concreten.

Automóviles eléctricos como eslabón fundamental de la movilidad sostenible en Cuba

En el caso cubano, potenciar la movilidad sostenible ha sido una de las estrategias en los últimos años y ya se dan los primeros pasos pasos en ese sentido. Por ejemplo, se venden, aunque a precios poco accesibles para la mayoría de la población, vehículos eléctricos, lo cuales ya circulan por las ciudades. También se comienzan a emplear servicios con transporte eléctrico ya sea para la movilidad de pasajeros en algunas áreas como las cercanías de Fontanar en La Habana o para empresas estatales como ETECSA y Aguas de La Habana, Sobre las características de estos autos y los retos de extender su uso en el país, conversó en exclusiva con Cubahora, Javier Ramos González, subdirector de ElectroAir, compañía extranjera que colabora con su comercialización y sistemas de carga en Cuba.

¿Qué modelos de autos eléctricos comercializa ElectroAir en Cuba? ¿Cuáles son sus características?

Como norma, son los clientes los que solicitan algún modelo en específico o se apegan a un presupuesto o características técnicas (autonomía, dimensiones, etc). Nuestra compañía puede suministrar, en la medida de lo posible, prácticamente cualquier marca o fabricante. Cabe destacar que ElectroAir no fabrica automóviles. Somos fabricantes de sistemas fotovoltaicos, cargadores de autos (todas las categorías) y equipamiento para el servicio en tierra de aeronaves.

Siempre le sugerimos a los clientes que, en los modelos de autos a solicitar, tengan concebido las normas de carga para estos autos. Cuba está trabajando en estandarizar estos elementos, por lo que es necesario plantearse esa realidad de manera inmediata. Nosotros, al ser fabricantes de cargadores, podemos adaptarnos a los requerimientos que se planteen y ofertar una solución técnica atemperada a la realidad cubana. En este sentido, promovemos que el origen de los autos sea europeo o que funcionen bajo esas normas, puesto que es en el viejo continente donde mejor definida está esta tecnología.

Los autos provenientes de ese mercado se caracterizan por una elevada calidad y alto confort.

Por cierto, cuando nos referimos a autos eléctricos, no son los populares cuadriciclos que están comenzando a circular en el país. Un auto eléctrico es un vehículo con prestaciones similares o superiores a un auto de combustión.

¿Los autos que comercializan son solo para empresas o se venden también a la población?

Nosotros no dictamos las políticas comerciales o definimos el destino final de los autos. En la estructura del comercio exterior cubano, está definido los canales para la aprobación de compras de autos, incluidos los eléctricos. Esta está, fundamentalmente concebida para el sector estatal. Sin embargo, existe la posibilidad de adquirirlos también como personas naturales. Existen algunas empresas autorizadas hacer comercio exterior que pueden ofertar autos eléctricos a personas naturales y también están establecidas las normativas legales para, entre otras cosas, definir la conformación del precio. Por ejemplo, la Resolución 243/2020, entre otras.

Dada la situación del sistema electroenergético nacional, una preocupación en cuanto a extender el uso de autos eléctricos recae en su consumo de energía y el impacto que traería para la demanda en el país. ¿Se emplea ya en Cuba la carga de los autos eléctricos con energía fotovoltaica?

Los autos son eléctricos y desde la referencia de los sistemas de carga, no importa el origen de la energía, por tanto, la energía eléctrica que ellos utilizan puede venir de cualquier fuente. Sin embargo, para lograr crear una política armónica con la realidad cubana y no convertir el desarrollo de la electromovilidad en rehén de la disponibilidad eléctrica, se deben acompañar las inversiones de compras de autos eléctricos con la instalación de sistemas fotovoltaicos que permitan compensar la energía que necesitan estos autos y que no sean una carga más para el Sistema Electroenergético. En otras palabras, la idea es que cada entidad genere por sí misma la energía necesaria para sus autos.

Creo que el proyecto que mejor ha sabido aquilatar estos conceptos y llevarlos a término ha sido la empresa de Aguas de la Habana.

Los autos de Aguas de la Habana toman la energía de sistemas de solares, aunque también se pueden cargar de la red eléctrica. El contrato actual de Aguas de La Habana, que incluye autos y paneles solares, lo está suministrando mi compañía.

¿Qué proyecciones tiene ElectroAir en cuanto a la movilidad eléctrica en Cuba?

Proyectos hay muchos, pero todo pasa por un sistema de desarrollo de estrategias y financiamiento. Ahora mismo estamos trabajando con una entidad importante en Cuba para comenzar a ensamblar aquí inversores solares diseñados por nosotros específicamente para Cuba. Esto es un eslabón esencial en el desarrollo de toda la estrategia a futuro de la electromovilidad sustentada en energías renovables.

También estamos trabajando con la CUJAE y otras entidades para avanzar en la concepción de lo que debe ser una electrolinera o solinera (similar a una gasolinera, pero para carga de autos eléctricos) y de este se decanta la presentación de un concepto de como pudiera ser una instalación de este tipo.

Para ElectroAir como compañía, para los directivos de la empresa y todo el resto del personal nuestro, es sumamente atractivo estar desarrollando esta temática en Cuba. Más allá de cualquier beneficio económico, el trabajo en Cuba es una prioridad que se ha manifestado en los más de 10 años de intercambio comercial con magníficos resultados. Es el sentir del Director General nuestro continuar acompañando el desarrollo económico de nuestro país haciendo nuestro modesto aporte.


Laydis Soler Milanés

Periodista, amante de la literatura y de la buena música.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos