viernes, 19 de abril de 2024

La escalada de los Lucas 2023 (II) (+Videos)

Entre el facilismo reproductor de fórmulas brilló la  ruptura  y la creatividad…

José Ángel Téllez Villalón
en Exclusivo 21/12/2023
0 comentarios
Jota Barrios gala de nominaciones, Lucas 2023
Para “romperla” desde adentro Jotabarrioz propone “A mí no me gusta el reguetón” (José Ángel Téllez Villalón / Cubahora)

Fue consenso del Jurado que  la calidad promedio de los videoclip evaluados en este 2023,  resultó inferior que la de años anteriores. Y que no hubo  un video, que por su  contundente integralidad, sobresaliera como el VIDEO DEL AÑO.  Los cinco videos   que emulan por el preciado  galardón, fueron destacándose, luego del  rico debate categoría por categoría, al resultar los más nominados entre los apartados  que reconocen a las especialidades y a la mejor dirección.

Entre las decenas de videos que optaron por la copia  de  “modelos” o “fórmula”, brillaron en unas categorías más que en otras, propuestas originales, con  toques novedosos, cargados de referentes a obras clásicas de la historia del arte y del cien en particular; unas puestas en escena que procuran  el placer estético y movilizan  la sensibilidad.

También quedó en evidencia el diapasón de posibilidades que se presentan en una misma categoría y el intento de ciertos directores de romper ciertos arquetipos dominantes, que amarran a los videoclips de  ciertos géneros.

Así, entre  los nominados  en  la categoría  de MÚSICA POPULAR BAILABLE pueden encontrase propuestas con más peso en la postproducción, en la animación y los efectos visuales,  como  “La OEA es cosa de risa”, de Francis de Rio y “Ponte pa´ lo tuyo” de la Tabla ft Alexander Abreu.  Del tipo narrativo como “Mama Inés”,  dirigido y protagonizado  por   Yeisy Rojas ft Julito Padrón, y  el de  Iroyé, “De esta  noche no pasa”, dirigido por  Yaas Valdés   y  sostenido por la  comicidad del joven actor Roberto Perdomo.  “Pa´ to´ la vida”, con - Alain Pérez y realizado bajo la dirección de  Henry Soto es una montaje mixto que combina la narración con  lo  perfomático y musical,  protagonizado por el propio intérprete.

Se extrañó  la alternativa coreográfica, tan preponderante  en los de esta tipología , que más allá  de promover una propuesta discográfica o un intérprete, de darle el ultimo empujoncito hacia el éxito a un tema en particular, persigue  conducirnos  hacia un estado festivo o reforzar la sensación de gozo, al ritmo de la alegría.

Como bailable se pudo  catalogar el video de “Manteca 2.0”, tema protagonizado por Yerba Buena, los  VAN VAN,  Alain Pérez,  Pedrito Martínez, Yissy García, Gonzalo Rubalcaba, Rashawn Ross y Ron Blake; un homenaje musical a Chano Pozo  y al barrio que lo vio nacer y crecer, Cayo Hueso.  El motivo es  la grabación y lanzamiento, en el en New York  de 1947,  de “Manteca”;  tema emblemático de Chano Pozo y Dizzy Gillespie que marcó el refuerzo afrocubano del Jazz.

El corto,  dirigido por  Amen Perogurria y con la excelente fotografía de Yass  Valdés y Juan Carlos Alon, también se sale de la “norma” al armarse  en blanco y negro, con  los códigos  del documental y vocación antropológica, hilvanando  las capturas del paisaje de la humilde barriada y de los rostros de su gente.

Paradigmático en cuanto a ruptura de patrones, en un apartado tan marcado por lo mimético como el de MUSICA POP,  resultó el video de “La Habana me llamó”, protagonizado por Javy Boy y Otto y  facturado por el equipo de José Rojas, un director que se ha venido destacando  por su versatilidad. Aquí,  se escapa de la  tan manida hipercromía  y opta por  el blanco negro, recrea una canción popera  en una atmosfera vintage.

El video narra la historia de “Habana”, una hermosa  cubana representada  por la carismática actriz Flora Borrego y pretendida por  los dos  intérpretes, que hacen de todo  por conquistarla. Está ambientado en los  años 50 y además de los referentes de aquellos tiempos, suma elementos emblemáticos de la urbe  y que aún perduran, como el malecón  y  Capitolio.

Como en otras  de sus producciones  la creatividad de Rojas, se vio muy bien  respaldada. Es el caso de diseño de vestuario,  encargado a Hannet  Castillo, que desarrolla  con imaginería la idea del director.

“El trabajo fue extraordinario porque no hubo límites a la hora de pensar” expresó la joven diseñadora,  que supo bien explotar las propiedades del papel periódico. “Como material a trabajar poseía cierta rigidez y se asemejó a la ropa de los 50’ por las tipologías de los textiles que se empleaban en la época y por la forma que se ambicionaba las últimas tendencias por las clases más pudientes. Entonces, en ese instante el periódico nos podía ayudar con relativa flexibilidad a imitar una tela”.

Para “romperla” desde adentro, desde el mismo corazón del reguetón,  Jotabarrioz convocó a Felo,  entre los realizadores más contratados por los exponentes del género urbano y por el sello  Planet Record en particular.

Y muy bien que lo hicieron, la verdad. Desde la sátira y la ironía,  con unas música pegajosa, Jota y Felo, descarnan los estereotipos que lastran la proyección escénica y mediática de los regatonearos; así como sus  videos, meras mercadería con barniz musical,  producidos según los dictados de las modas que las industrias   (re) producen como gustos de las masas, hechos para cautivar y  no para cultivar, repletos de  marcas  y loas al consumismo, con mujeres en bikini, fardos de billetes, cadenas de oro y  autos de lujo...

Va y se corona la parodia, va y “A mí no  me gusta el reguetón”  se gana el Lucas en la categoría de  MEJOR VIDEO MÚSICA URBANA, donde compite con   viejos defensores el género como Yomil y  Daylin Curbelo en colaboración con Los 4.


Compartir

José Ángel Téllez Villalón

Periodista cultural


Deja tu comentario

Condición de protección de datos