domingo, 5 de febrero de 2023

Alicia regresa en su Giselle

La Giselle de Alicia y del Ballet Nacional de Cuba (BNC) ha sido montada en los más importantes teatros del mundo, por las grandes compañías (incluso, por el Ballet de la Ópera de París, la cuna de esa obra), y es ahora mismo emblema de la agrupación que fundaron los Alonso...

Yuris Nórido en Granma 29/10/2022
0 comentarios
Gisselle Alicia Alonso
Con ese personaje la prima ballerina assoluta creó uno de los principales referentes interpretativos del ballet romántico en el mundo entero (Foto: Museo Nacional de Ballet).

El 2 de noviembre de 1943 Alicia Alonso sustituyó a Alicia Markova en el rol protagonista del ballet Giselle, en la temporada del American Ballet Theatre. Fue un acontecimiento. Algunos de los críticos asistentes a esa función afirmaron que había nacido una de las grandes Giselle del siglo XX. Y la historia les dio la razón.

Con ese personaje la prima ballerina assoluta creó uno de los principales referentes interpretativos del ballet romántico en el mundo entero. En múltiples registros fílmicos es posible apreciar sus extraordinarias virtudes: pleno dominio estilístico, compromiso con la historia, capacidades técnicas puestas en función de una expresión integral de un arte.

El crítico inglés Arnold Haskell acuñó una frase: Alicia nació para que Giselle no muriera. Pudiera resultar demasiado lírica, y quizás muy absoluta, teniendo en cuenta que muchas bailarinas, antes y después de Alicia, hicieron grandes aportes al personaje. Pero ciertamente Alicia contribuyó a la revitalización de un referente, renovando sus implicaciones, acercándolo, por la vocación humanista de su interpretación, a la sensibilidad de su tiempo.

Cuando, después de años de estudio, después de haber bailado la obra en muchos escenarios, Alicia concibió y montó su propia versión del clásico, la dotó de una frescura, una fortaleza dramatúrgica y una verdad lírica que han resistido el paso del tiempo.

La Giselle de Alicia y del Ballet Nacional de Cuba (BNC) ha sido montada en los más importantes teatros del mundo, por las grandes compañías (incluso, por el Ballet de la Ópera de París, la cuna de esa obra), y es ahora mismo emblema de la agrupación que fundaron los Alonso.

Es la versión coreográfica que se bailará desde hoy en la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba, una de las principales propuestas del XXVII Festival Internacional de Ballet de La Habana Alicia Alonso.

Este 28 de octubre el BNC celebra su aniversario 74. Con esta temporada de Giselle comienza el programa del cumpleaños 75 de una agrupación que es símbolo de la cultura cubana, Patrimonio Cultural de la Nación.


Compartir

Yuris Nórido


Deja tu comentario

Condición de protección de datos