domingo, 29 de enero de 2023

Por un Festival más atractivo y diverso

El audiovisual latinoamericano y caribeño apuesta por nuevos modelos de producción...

Maya Ivonne Quiroga Paneque en Exclusivo 14/12/2011
8 comentarios

Como un gran taller de la imagen y el pensamiento calificó Alfredo Guevara, Presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, a la cita que tiene lugar en La Habana desde 1979.

Durante la jornada final de su edición 33, se entregaron los tan anhelados corales de ficción y documental así como múltiples premios colaterales.

El primer Coral

-al mejor largometraje de ficción-, fue para la película mexicana El infierno, de Luis Estrada, por constituir un retrato eficaz de la violencia del narcotráfico, uno de los temas más relevantes en la América Latina de nuestros días.

El filme, que describe el regreso de un mexicano indocumentado y su conversión en sicario, se alzó también con los premios Coral a la mejor dirección artística, de vestuario y música original.

Por su parte, la cinta brasileña El abismo plateado, dirigida por Karim Ainouz recibió el segundo premio Coral al mejor filme de ficción, en tanto el tercero recayó en la cubana Fábula, de Lester Hamlet.

La brasileña Tropa de elite 2, de José Padilha, fue reconocida con un premio especial del jurado y también se llevó el Coral a la mejor dirección.

NUEVOS ESCENARIOS

Más allá de la posibilidad del tan anhelado reencuentro con la cinematografía de nuestro continente, el festival de cine se convirtió en escenario de acontecimientos que traerán grandes beneficios a las nuevas hornadas de cineastas de Cuba y Latinoamérica.

Entre las buenas nuevas se encuentra la apertura en La Habana, durante el tercer trimestre de 2012, de una productora de cine, según anunció Tom Mohler, presidente de la compañía Olimpusat, empresa distribuidora de redes de televisión en Estados Unidos y América Latina que posee unos 50 canales de televisión de habla hispana.

El empresario anunció que habilitará un local para recibir proyectos de guionistas, productores y realizadores de cine y televisión y negociar la producción de los mismos pues está muy interesado en producir audiovisuales en Cuba.

Otra novedad es la apertura de la especialidad de Televisión y Nuevos Medios (curso regular 2012-2015), en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV), de San Antonio de los Baños.

Rafael Rosal, cineasta y actual director de la Escuela, está consciente de la importancia de la televisión como medio más próximo a los ciudadanos.

A las perspectivas que ofrece la televisión digital satelital se une el anhelo de vincular a los egresados de este nuevo perfil con las empresas e industrias televisivas de Iberoamérica, crear un laboratorio experimental de los nuevos formatos y narrativas televisivas y, finalmente, insertar a los estudiantes en canales de televisión de la región.

En estos momentos la EICTV cuenta con un canal de televisión EyTV!, cuya programación es producida por los estudiantes de la escuela. La EICTV -que además celebró su cumpleaños 25 durante el festival de cine- es el proyecto docente más importante de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano (FNCl).

OTRAS DE LA FUNDACIÓN

El festival de La Habana fue espacio propicio para resaltar el momento luminoso que viven hoy las producciones audiovisuales, fruto de esta red inmaterial que conforman la EICTV y la FNCl.

En ese sentido, ya comienza a dar sus frutos el proyecto Tecnologías de la Información y de la Comunicación para el Diálogo Intercultural (ICT4ID), conocido en Latinoamérica como Las Cámaras de la Diversidad.

Este proyecto conjunto entre la UNESCO en La Habana y la FNCl pretende enriquecer el diálogo intercultural y la inclusión social al poner al alcance de los pueblos indígenas, medios de comunicación contemporáneos y tecnologías de punta, como mecanismos para la defensa de sus culturas, derechos y cosmovisiones.

http://4.bp.blogspot.com/-rWQP5I9wRBQ/TpyD0bx4IKI/AAAAAAAABk0/43JAK2cBGbw/s400/Octavio%2BGetino.jpgOctavio Getino, (en la foto), Coordinador del Observatorio del Cine y el Audiovisual Latinoamericano (OCAL) se refirió a las ventajas que se abren con el Programa de Fomento a la Producción y Teledifusión del Documental Iberoamericano (DOCTV) como una acción conjunta de los gobiernos en torno a la cultura de la cooperación y la difusión pública de más de 200 documentales.

El cine latinoamericano llega asimismo a las cadenas públicas de televisión a través de Ibermedia TV, un programa promovido por las autoridades cinematográficas de 16 estados latinoamericanos, junto a España y Portugal, con el objetivo de construir un espacio de difusión del audiovisual iberoamericano en los países asociados.

Entre los miembros gestores de Ibermedia TV -nacida en el año 2007- se encuentran importantes figuras del mundo cinematográfico como el brasileño Orlando Senna, Manuel Pérez Estremera, de España, y el panameño Edgar Soberón.

SE ABRE EL DEBATE

En ese panorama se insertan los nuevos planes de estudio de la EICTV con la convicción de repensar el papel de quienes hoy detentan el poder en torno a los contenidos televisivos.

Las nuevas hornadas de realizadores egresados de la Escuela de todos los mundos ahora más que nunca están abocados a convertirse en productores más creativos conscientes de los nuevos modos de producción.

Siguiendo el debate abierto durante el festival de La Habana, los venideros 24, 25 y 26 de febrero, la EICTV será sede del Encuentro de nuevos medios audiovisuales que servirá de laboratorio para las noveles ideas, estrategias y herramientas que demandan las televisoras públicas del continente.

La cita de la Habana cierra sus puertas hasta la edición 34. Los cineastas del continente tienen ante sí el reto de presentar propuestas con mayor calidad, atractivas para los medios televisivos, múltiples y diversas como nuestro tronco cultural común.


Maya Ivonne Quiroga Paneque

Periodista, locutora, guionista y directora de radio y televisión


Deja tu comentario

Condición de protección de datos