domingo, 29 de enero de 2023

Chile: sociedad decidirá qué educación quiere para sus hijos

Desde hace cinco meses, en Chile se viven días de extrema tensión política y social, debido a la violencia conque el gobierno del conservador presidente

Yurisander Guevara en Exclusivo 14/12/2011
63 comentarios

Desde hace cinco meses, en Chile se viven días de extrema tensión política y social, debido a la violencia conque el gobierno del conservador presidente Sebastián Piñera acogió las exigencias de la juventud y de organizaciones y movimientos políticos y sociales para que reforme las leyes que impiden el acceso a una educación con calidad y sin lucro.

Lo que comenzó como un movimiento estudiantil universitario a favor de cambios en las regulaciones del sector educacional —el cual favorece a los segmentos de mayores ingresos-, y ante la imposibilidad de un entendimiento con el Ejecutivo, ha ido creciendo y envolviendo en sus justos reclamos, al Colegio Nacional de Profesores, centrales sindicales, partidos políticos opositores, movimientos políticos y sociales.

Después de dos intentos de encontrar una solución a los reclamos de alumnos, maestros, y la sociedad en su conjunto con Piñera y su Consejo Ministerial, el pasado día 24 tuvo lugar una reunión en la sede del Colegio de Profesores de Chile, denominada Mesa Social por la Educación Pública.

Con el apoyo del 71 por ciento de la ciudadanía, que exige el plebiscito, y los actores que durante estos últimos cinco meses se han manifestado en las calles de la inmensa mayoría de las ciudades y localidades de ese país, fue planteada la consulta nacional este viernes y mañana. Los resultados serán conocidos este domingo.

FORO POPULAR PARA REESTRUCTURAR LA EDUCACIÓN

Entre las demandas de los millones de movilizados surgió, como la única opción razonable para obligar al Ejecutivo a reestructurar el sistema educacional, la celebración de este foro, ya que hasta ahora ha resultado imposible instalar un diálogo serio con el gobierno, dada su inflexibilidad a escuchar a las mayorías.

El gobierno debe saber, dijeron dirigentes sindicales, que el pueblo desea que se le consulte, y decir qué clase de educación quiere para sus hijas e hijos.

La Confederación de Estudiantes Chilenos (CECH), liderada por la joven Camila Vallejo, el alma de las manifestaciones populares, advirtió que la realización de la consulta no excluye que continúen las protestas en las calles, donde junto a alumnos y profesores han marchado, entre otras, la Confederación de Trabajadores del Cobre y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

El movimiento por una educación libre, sin privatización, que permita el acceso a las aulas a quienes no disponen de dinero para cursar una carrera y deben atenerse a un crédito público o del gobierno —el cual los endeuda una vez graduados- ha revelado la conciencia de la ciudadanía, adormecida por décadas de dictadura militar y sistema económico neoliberal.

A pesar de que el gobierno ha querido restar importancia a este democrático ejercicio, la realidad indica que en todas las comunas del país los puntos de votación fueron instalados y la ciudadanía acude a ejercer su derecho.

NUEVA PÁGINA EN LA HISTORIA DE CHILE

Los universitarios y los secundaristas —más de 30 de ellos en huelga de hambre- han abierto una nueva página en la historia chilena, luego de que Estados Unidos decidiera que Pinochet ya no les era necesario a sus intereses, y dieran paso a una llamada democracia representativa.

Ahora bien. La nueva generación de chilenos que no vivió bajo el régimen militar y por tanto carece del temor en vía adormecida la ciudadanía por la violenta represión militar, se lanzó a la calle con el apoyo de sus familiares y profesores, a lo que después, según se ganó conciencia del enfrentamiento entre los jóvenes y el gobierno, se unieron mas de un centenar de organizaciones políticas, obreras, sociales y de masas.

La crítica situación en que subsiste el gobierno nacional —cuyo Mandatario ha caído en los niveles más bajos de popularidad desde su asunción- parece carecer de solución, ya que las posiciones de los dos grupos representados son antagónicos.

Piñera ha dicho que "en la vida todo se paga" y por tanto la educación también, y alegó que "los mas pobres no deben pagarle" las carreras a los mas ricos, por lo cual él jamás accedería a las demandas de los estudiantes.

Sin embargo, Vallejo, la presidenta de la CECH, desenmascaró al Mandatario.

Según Vallejo, se trata de que las riquezas nacionales están en manos de un 10 por ciento de los habitantes del país. "Lo que el Presidente debe hacer, planteó, es una reforma tributaria para que los ricos le paguen los estudios a los pobres y la clase media".

Sin embargo, analistas coinciden en que el Mandatario nunca dará ese paso, pues entraría en contradicción con los grandes capitales que financiaron su campaña rumbo al Palacio de la Moneda. Acceder a las peticiones de la población podría significar su caída como gobernante.

De ahí que los sectores mas ultraderechistas del gobierno nacional hayan escogido la vía de la represión y el terror —al mas contemporáneo estilo pinochetista- para tratar de atemorizar a los manifestantes, que, no obstante, continúan en las vías de las ciudades más importantes, por millares, día tras día.

CONSULTA DIÁFANA Y POPULAR

A la consulta popular están convocados chilenas y chilenos vivan o no en el territorio nacional, y además de los puntos de votación —que están situados desde los paseos hasta las escuelas- pueden refrendar su derecho mediante comunicación virtual vía twiter y sitios habilitados.

En este proceso pueden votar todos los mayores de 14 años, quienes deben responder cuatro preguntas: ¿Está usted de acuerdo que exista Educación Pública gratuita y de calidad en todos los niveles, garantizada por el Estado?¿Está usted de acuerdo con que las escuelas y liceos sean desmunicipalizados, volviendo a depender del Ministerio de Educación de forma descentralizada, participativa y autónoma?¿Está usted de acuerdo que el lucro con fondos públicos deba ser prohibido en todos los niveles de la educación chilena?¿Está usted de acuerdo con la necesidad de incorporar el plebiscito vinculante, convocado por los ciudadanos, para resolver los problemas fundamentales de carácter nacional?

Como antecedente del plebiscito, los carabineros desataron este jueves una brutal represión contra los manifestantes en Santiago de Chile y otras urbes importantes como Valparaíso, Concepción, Talca, Curicó y Valdivia, epicentros de grandes demostraciones por una educación justa, las que dejaron un saldo de mas de 250 detenidos y más de un centenar de lesionados entre civiles y militares.

Ni siquiera la prensa local e internacional quedó fuera de los atropellos de los uniformados, lo que levantó fuertes protestas de la Asociación de Corresponsales Extranjeros y el Colegio de Periodistas de Chile.

Vallejo, quien sufrió severas complicaciones respiratorias ese día al inhalar gases tóxicos, denunció que el Presidente presentó un reciente proyecto de ley para reformar el Código Penal y endurecer las penas contra lo que calificó de "delitos de orden público" en alusión a las protestas, pero, aseguró, "las protestas continuarán en las calles".

Aunque las manifestaciones son pacíficas, Piñera dijo que temía ataques contra la policía motorizada de carabineros -siempre tristemente recordada en Chile- pues es la encargada de dispersar las acciones sociales.

Lo cierto es que la crisis política chilena parece carecer de solución, pues mientras la ultraderecha pretende mantener su sistema económico, la ciudadanía que desea una reestructuración social a fondo mediante la instalación de una Asamblea Constituyente.

Solo una nueva Carta Magna que recoja el sentir de los chilenos logrará un equilibrio en esa nación, algo que ahora resulta muy lejano.

El plebiscito nacional, entendido por los opositores al gobierno como una posibilidad para que haya un acuerdo respecto a la educación, forma parte de las movilizaciones lideradas por el movimiento estudiantil.

Sin embargo, el ministro de Educación, Felipe Bulnes, ordenó a las dependencias de la institución que retiren la información sobre el referendo e impedirlo, denunció la Asociación Nacional de Funcionarios de ese organismo público.

Aunque el titular entiende que la consulta es improcedente en los servicios públicos, la aseveración "es falsa e inconstitucional, ya que los gremios están facultados por ley a consultar a sus socios sobre las materias que estimen convenientes", indicó a la prensa internacional una funcionaria del Ministerio de Educación.

NUEVO PARO NACIONAL PRÓXIMO DÍA 19

En medio del ajetreo de las votaciones, el presidente de la CUT, Arturo Martínez, anunció una nueva movilización nacional contra la educación de mercado el próximo día 19, cuando Chile se paralizará como ocurrió los días 24 y 25 de agosto pasados.

Martínez precisó que adherirán el paro más de un centenar de entidades sociales y ciudadanas que pretender cambios estructurales en el modelo sociopolítico imperante ahora en la nación andina.

Los próximos días serán también duros para quienes desean un nuevo Chile, tal como era el pensamiento del derrocado presidente socialista Salvador Allende.

El vocero gubernamental Andrés Chadwick, en entrevista radial, afirmó este viernes que "Al gobierno no le temblará la mano", "Ya no más", responsabilizando a los manifestantes de los actos de violencia "creados por grupos vandálicos".

En su opinión, son los estudiantes quienes han roto la mesa de diálogo propuesta por el gobierno, mientras los jóvenes consideran que solo les presentan una y otra vez lo mismo con diferentes palabras.

Lo cierto es que la sociedad chilena ha cambiado en estos cinco meses de la mano de sus jóvenes, quienes, muy a pesar de la gobernante ultraderecha, cuentan con la solidaridad internacional de organizaciones afines y de instituciones políticas en el mundo.


Yurisander Guevara

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba, en 2007. Actualmente dirige la Redacción Digital del periódico Juventud Rebelde. Aprendiz de la cultura 2.0.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos