viernes, 23 de febrero de 2024

Objetivos de Desarrollo Sostenible, por el rescate del planeta

El cumplimiento de los ODS para la Agenda 2030 no muestras suficientes avances a nivel mundial, sobre todo en los países en desarrollo, una situación que debe cambiar si queremos un mundo mejor y más justo en el futuro...

Laydis Soler Milanés en Exclusivo 20/09/2023
0 comentarios
ODS 2030
El futuro y la esperanza del mundo de una vida mejor está juego si no llegan a las metas de 2030 (ONU)

A mitad de camino para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, el panorama global es poco prometedor. Las diversas crisis derivadas de la COVID-19 hicieron que muchos avances retrociederan, conflictos bélicos amenazan la estabilidad mundial, la crisis climática se agrava y no se logran suficientes concensos para apoyar el desarrollo del Sur global.

 

Según el Informe de Progreso de los ODS, publicado este 2023 por la Organización de Naciones Unidas (ONU), más de la mitad del mundo está quedando atrás en el cumplimiento de estas metas fundamentales para garantizar un mundo mejor y más justo para todas las personas.Ante esto la ONU alarma que “si no actuamos ahora, la Agenda 2030 podría convertirse en el epitafio del mundo que podría haber sido”.

 

Precisamente eso parece si no se toman acciones concretas, más allá de promesas vacías por parte de los países desarrollados. Por ejemplo, la recuperación tras la COVID-19 hace que incluso los resultados positivos en materia de salud global se reviertan.La vacunación infantil experimentó el mayor descenso en tres décadas, y las muertes por tuberculosis y paludismo aumentaron en comparación con los niveles anteriores a la pandemia, explica el informa. Además,la COVID-19 también ha tenido efectos devastadores en la enseñanza y causado pérdidas de aprendizaje en cuatro de cada cinco de los 104 países estudiados”.

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible

 

La respuesta a la pandemia causó un endeudamiento y problemas económicos aún mayores para los países en desarrollo, ya de por sí con una deuda externa elevada y pocas posibilidades reales de financiamiento según un orden financiero mundial basado en preceptos de dominación y colonialismo.

 

Mientras unos pocos concentran buena parte de las riquezas, la pobreza y el hambre se agravan en el planeta. “Si se mantienen las tendencias actuales, 575 millones de personas seguirán viviendo en la pobreza extrema y solo un tercio de los países habrán reducido a la mitad sus niveles nacionales de pobreza para el año 2030”, alerta el informe de la ONU.

 

 

Es por ello que la organización hace un llamado urgente hacia el multilateralismo, y reformas de los gobiernos mundiales y de las instituciones financieras internacionales para que se ajusten a su propósito y al futuro, otorgando voz y participación a los países en desarrollo.

 

Estos fueron precisamente algunos de los justos reclamos escuchados en La Habana cuando el Grupo de los G77 y China realizó su Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno.

 

 

Cuba es de los pocos países que ha logrado cumplir algunas de los ODS, sobre todo en el área de la salud y la educación. A pesar de las limitaciones económicas y del recio bloqueo de los Estados Unidos,se encuentra en un proceso de actualización de su modelo socialista que incluye en su agenda llegar a las metas mundiales para 2030. Esto permanece articulado en su Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social para 2030, donde los ODS constituyen un factor clave.

 

Ahora, mientras continúa la semana de alto nivel de la Asamblea de Naciones Unidas, nuevamente se ha escuchado la voz del Sur desde la intervención de Cuba como presidente pro tempore del G77 y China en la Cumbre de los ODS, celebrada el pasado lunes 18 de septiembre.

 

Allí aseguró la disposición del bloque, segundo mayor después del Sistema de Naciones de Unidas, para trabajar en pos de cumplir los ODS. “El Grupo se ha enfrascado en el proceso de negociación de una declaración política, en aras de incrementar y acelerar la puesta en práctica de acciones y medidas concretas, innovadoras, transformadoras y ambiciosas que garanticen el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, expresó el mandatario cubano en su discurso a nombre de Cuba y el G77 y China.

 

Los esfuerzos de los países en desarrollo por aplicar la Agenda 2030 también tienen que estar respaldados por acciones concretas en materia de transferencia de tecnologías y formación de recursos humanos, así como la cooperación Norte-Sur, con el fin de fomentar la industrialización y las inversiones en infraestructuras de calidad, confiables, sostenibles y resilientes”, añadió luego de que hiciera referencia al llamamiento del bloque para lograr un nuevo orden financiero internacional y mejor arquitectura global de la deuda soberana con la participación del Sur, que haga posible la aplicación de un trato justo, balanceado y orientado al desarrollo.

 

Estos planteamientos están en sintonía con lo expresado por el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres durante su discurso en la cumbre del bloque en La Habana y luego en la de los ODS en Nueva York. “En nuestro mundo de abundancia, el hambre es una mancha espantosa para la humanidad y una violación épica de los derechos humanos” expresó Guterres ante la AGNU.

 

Los ODS, dijo, encarnan las esperanzas, sueños, aspiraciones y expectativas de las personas de todo el mundo, e insistió en que ha llegado "la hora de que los escuchen".

 

Entre la alternativas para acelerar su cumplimiento Guterres informó que está creando "un grupo de países campeones" en el cumplimiento de los ODS para diseñar un plan sobre cómo diseñar reformas políticas y económicas concretas que ayuden a poner en marcha estas metas. Además, desde la ONU han establecido cinco esferas prioritarias de medidas urgentes como promover políticas y medidas concretas, integradas y específicas para erradicar la pobreza; facilitar que se siga fortaleciendo el sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo e incrementar la capacidad del sistema multilateral para afrontar los problemas que surjan; y n fortalecer la capacidad, la rendición de cuentas y las instituciones públicas en los ámbitos nacional y subnacional para acelerar el avance hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Además, se hace hicapié en la respuesta ante la crisis climática, la cual afecta grandemente a los países del Sur, que necesitan apoyo finaciero y tecnológico.

 

El futuro y la esperanza del mundo de una vida mejor está en juego, esperemos que la Cumbre de los ODS y en general esta semana de alto nivel de la AGNU sean fructíferas para acelerar el cumplimientos de estas metas de justicia social y climática.


Compartir

Laydis Soler Milanés

Periodista, amante de la literatura y de la buena música.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos